miércoles, 27 de agosto de 2014

#AlaChambaEnBici Libertad en la ciudad sobre una bici

Esta semana se cumple un mes desde que me anime a irme a la chamba en bici, mi trabajo queda relativamente cerca de mi casa, el trayecto en transporte publico me toma de 30 a 15 minutos (si lo hago en taxi) y viendo por la ventanilla de los atestados o lentos autobuses, veia a los libres ciclistas que se movilizaban felices entre los autos  y la congestionada ciudad,  un buen dia me dispuse a buscar una bicicleta adecuada para una distancia moderada y que contara con todos los elementos necesarios para un viaje eficaz, ya que la que tenia era una bicicleta muy sencilla para tramos cortos y que me dificultaba el translado en una distancia mayor a los 15 o 20 minutos.





habiendo cambiado de modelo de bicicleta, le dije adios a mi bici sencilla y que me había acompañado en varias aventuras a lo largo de los años  y lo hice via trueque, cambiandola por objetos muy utiles y maravillosos: entonces me contacte con el colectivo Insolente via e mail y rapidamente planearon mi ruta al trabajo partiendo desde mi casa.


Insolente se define a si mismo  como: “una organización de mujeres que desarrolla y promueve proyectos que inspiren la transformación de la movilidad en las ciudades. Fomentamos el uso de la bicicleta, usándola como nuestro medio, pues nuestro fin es una ciudad en movimiento, con menos tráfico, contaminación y estrés. Más tiempo, más salud y más sonrisas.” ¿Qué significa todo esto? Sí, somos un grupo de chicas, pero en ocasiones también colaboran hombres con nosotras. ¿Qué es lo que buscamos? Transformar la movilidad en las ciudades, queremos gente más sana, más feliz y con un tiempo de traslado menor y más seguro. ¿Cómo lo hacemos? Fomentando el uso de la bicicleta. Hay muchas razones por las cuales hacemos las cosas a nuestra manera, pero más allá de argumentar, lo que busco con este texto, es invitarlos a unirse a nuestro movimiento; claro, si es que te sientes identificado. Si después de leer estas líneas, te andan dando ganas de hacer insolencias, no dudes en contactarnos. (al final de este post encontraran los links de contacto)

así me contacte con el colectivo, dos de sus miembros acudieron a mi llamado  y después de inspeccionar mi bici y darme nociones de seguridad nos lanzamos a la aventura, mi ruta es de 8 km de ida y 8 de regreso, transitando principalmente en una avenida que  no tiene grandes complicaciones únicamente algunos baches y coladeras a su paso  y un cruce importante; me mostraron la importancia del uso de  casco, reflejantes y de mantenerme siempre visible a los autos , transporte publico, peatones y demás  vehículos; fue entonces cuando me animé y me di cuenta que no es tan difícil como parece, me ayudaron a darme cuenta de mis capacidades físicas y gracias a la motivación y ayuda que me brindaron las chicas de Insolente fue que me animé a realizar mi recorrido diario en bicicleta.





Tuve un percance relativamente pequeño hace una semana, el cual me ha mantenido inactiva hasta que reemplace la pieza afectada de mi nuevo medio de transporte para distancias medianas y cortas, mi bicicleta sufrió al igual que yo una caída al enrielarme en una coladera y se le enchuecó la estrella, al parecer habrá que reemplazarla, sin embargo esta caída me motiva a ser más observadora y consciente de mi entorno y los obstáculos con los que me encuentro.




Esta experiencia también me lleva a ser mejor conductor de auto, ya que también conduzco uno, la experiencia como ciclista urbana me hizo darme cuenta de la importancia de respetar los espacios reservados para ciclistas y transeuntes, el cuidar no solo mi vehículo, sino también a las personas y vehículos que lo circundan, no invadir espacios y fijarme siempre cuando abriré mi puerta en búsqueda de ciclistas; también me doy cuenta de la irresponsabilidad con la que muchos automovilistas se desplazan en especial los taxis y los microbuses, que no tienen cuidado ni del peatón, los ciclistas o cualquier otro vehículo, causando afectaciones al transito.

Ir a la chamba en bici te da  una sensación de fortaleza, de libertad, es curioso como cambia el caracter al andar en bicicleta, hay empatía y simpatía en algunas personas hacia el ciclista, sin embargo nunca falta algún idiota gritando cosas o haciendo ademanes extraños, pese a eso para mi ha sido una experiencia de crecimiento, confiar en tus propias piernas para llegar a tu destino, con una sonrisa en el rostro.



Para cualquier contacto con Insolente dejo los links

No hay comentarios:

Publicar un comentario