lunes, 2 de junio de 2014

Mujeres pioneras del tatuaje


Mujeres pioneras del tatuaje, valientes que se hicieron famosas en los siglos XIX, XX y XXI.
Margot Mifflin ha re-editado su libro Bodies of Subversion: A secret history of women and tattoo
En este libro tan especial conoceremos las historias de muchas de ellas que entraron en un mundo hecho por y para hombres reclamando su lugar. Lo hicieron por derecho propio con historias impresionantes, increíbles, dulces y muchas veces verdaderos ejemplos de superación.
Desde mujeres raptadas por los indios y tatuadas por motivos tribales, pasando por otras que utilizaron sus tatuajes como reclamo de feria en feria, hasta los de hace un par de décadas de mujeres con tatuajes posteriores a mastectomías, es un libro que no puede dejar indiferente a nadie y mucho menos a los que adoramos los tatuajes.
El libro ha sido re-editado recientemente en su tercera edición por Power House Books y atención al dato que dejó la revista New Yorker: En 2012 se tatuaron en los Estados Unidos más mujeres que hombres. No me sorprendería que por aquí las cifras sean parecidas.
Los motivos preferidos han variado poco a lo largo de los siglos.  Hoy como ayer, vemos que los preferidos de las chicas son las mariposas, flores, corazones y delfines. Hoy en día podríamos añadir a la lista de favoritos los tribales, celtas, libélulas y signos del zodíaco.
Les  dejo aquí una primera selección de fotografías de estas mujeres.
olive_oatman_1858_lagartijapepa
OLIVE OATMAN – Olive Oatman fue rapatada junto a su hermana en Arizona a los 14 años, por los mismos indios que mataron a casi toda su familia. Fueron luego vendidas a los Mohave con quienes convivieron en armonía durante cinco años. Los indios Mohave fueron los que le hicieron los tatuajes de la barbilla y los brazos (de los que no he encontrado imágenes). Una historia que impresiona, sin duda. Posteriormente, Olive se casó con un ganadero y vivió en Texas hasta su fallecimiento a los 65 años. La fotografía es de 1858 cuando tenía 21 años.
maud_wagner_lagartijapepa
MAUD WAGNER – Esta es una fotografía de la primera tatuadora conocida en los Estados Unidos, Maud Wagner. La fotografía es de 1911 y su historia en el mundo de la tinta empieza en 1907 cuando cambia una cita con el que iba a ser su marido por unas clases para aprender a tatuar. Sus tatuajes, su expresión, son reveladores de una mujer fuerte, que sabía muy bien qué quería en un tiempo, recordemos, en el que las mujeres no tenían derecho al voto…  Impresionante.
nora_hildebrandt_lagartijapepa
NORA HILDEBRANDT – En los años 80 del siglo XIX, Nora Hildebrandt mostraba su cuerpo en un circo ambulante. El tatuador fue su marido, Martin Hildebrandt uno de los mejores tatuadores de su tiempo.
mildred_hull_lagartijapepa
MILDRED HULL – La vemos en esta fotografía trabajando. Fue una de las primeras tatuadoras que aprendió el oficio sin contar con un novio o marido para aprender.
elizabeth_weinzirl_1961_lagartijapepa
elizabeth_weinzirl_lagartijapepa
ELIZABETH WEINZIRL – Dos fotografías, la primera es de 1961. Elizabeth Weinzirl era la mujer de un médico que empezó a tatuarse a los 47 años y fue de las primeras que mostraban su cuerpo tatuado simplemente porque le apetecía. Y lo continuó haciendo… entre la primera y la segunda fotografía, no sé cuantos años han pasado pero sí unos cuantos tatuajes más.
anna_mae_burlington_gibbons_lagartijapepa
ANNA MAE BURLIGNTON GIBBONS – Su marido era tatuador y trabajaron juntos a lo largo de la geografía de los Estados Unidos a partir de los años 20 del siglo XX. Mira que en el pecho tiene tatuada la cara de George Washington, el primer presidente de los Estados Unidos.
En la época Victoriana que siempre nos hace pensar en una sociedad muy reprimida en cuanto a impulsos liberales se refiere, la realidad parece que fue muy diferente; las mujeres utilizaban pequeños tatuajes como una moda, incluso la madre de Winston Churchill tenía una pequeña serpiente en la muñeca.
La rumorología también se daba habitualmente en el siglo XIX y se dice, se comenta y se rumorea que incluso Reina Victoria de Inglaterra tenía tatuado un tigre de Bengala luchando con una pitón. No sé si será verdad o no, aunque el motivo me parece extrañísimo para una reina, la verdad.
Un breve inciso para mencionar que entre la realeza los tatuajes no son una rara avis, son famosos los tatuajes de Juan de Borbón, el padre de Juan Carlos I.
Volviendo al tema del libro, actualmente los tatuajes en las mujeres se han normalizado y no es escandaloso ver una piel femenina tatuada.
betty_broadbent_lagartijapepa
BETTY BROADBENT – Muy conocida en America, nació en Philadelphia en el año 1909 y ya de muy joven cubrió su cuerpo de tautajes y pasó a trabajar en circos. Su tatuaje más conocido era un águila de hombro a hombro.
bobbie_libary_lagartijapepa
BOBBIE LIBARRY – Imogen Cunningham le hizo esta fotografía en 1976 unos meses antes de morir. Bobbie fue también tatuadora.
cindy_ray_lagartijapepa
CINDY RAY – Esta Australiana, fue conocida como ‘Miss Technicolor’ en los años sesenta. Más tarde aprendió a tatuar y sigue dedicándose a este arte a sus setenta años. Su nombre real es Bev Nicholas y trabaja desde hace más de 40 años en el Moving Pictures Tattoo Studio cerca de Melbourne.
chas_wagner_lagartijapepa
Chas Wagner tatuando a una mujer – Un pionero que patentó mejoras en las máquinas de tatuar. Aquí le vemos en una de varias fotografías de este tatuador que tenía el hábito de hacer fotografías de sus tatuados con un fondo de paisaje bucólico. Un fenómeno de la publicidad, porque aprovechaba unas espectaculares fotografías y encima de la mesa su nombre y dirección 
tatuaje_post_mastectomia_lagartijapepa
tatuaje_post_mastectomia_2_lagartijapepa
Estos dos últimos tatuajes son absolutamente MARAVILLOSOS. Una verdadera obra de arte realizada en una mujer que sufrió una mastectomía después de padecer y sobrevivir a un cáncer de mama. Fantástico.

Post Original: lagartija pepa


No hay comentarios:

Publicar un comentario